Volver al Curso

Sistema Directivo Empresarial REMEN

0% Completado
0/0 Pasos
  1. Sistema Operativo Empresarial
    Fortaleciendo los seis componentes clave
  2. Visión
  3. Personas
  4. Datos
  5. Asuntos
  6. Procesos
  7. Tracción
  8. EL COMPONENTE DE LA VISIÓN
    ¿Ven lo que están diciendo?
  9. Respondiendo a las ocho preguntas
  10. ¿Cuáles son tus valores medulares?
  11. ¿Cuál es tu enfoque medular?
  12. Cómo determinar tu enfoque medular
  13. ¿Cuál es tu meta a 10 años?
  14. ¿Cuál es tu estrategia de mercadeo?
  15. ¿Cuál es tu panorama a tres años?
  16. ¿Cuál es tu plan a un año?
  17. ¿Cuáles son tus rocas trimestrales?
  18. ¿Cuáles son tus asuntos?
  19. EL COMPONENTE DE LAS PERSONAS
    Rodéate de buenas personas
  20. Persona Correcta, Puesto Correcto
  21. Persona Incorrecta, Puesto Correcto
  22. Personas Correctas
  23. Puestos Correctos
  24. Integradores
  25. Visionarios
  26. Tu equipo de liderazgo
  27. CDC
  28. Un nombre, dos puestos
  29. Delegar y Elevar
  30. Evolución
  31. Escalabilidad
  32. Tu organigrama actual
  33. Terminaciones
  34. 36 horas de dolor
  35. Las tres preguntas
  36. EL COMPONENTE DE DATOS
    Seguridad en números
  37. Cuadro de indicadores
  38. Tres reglas generales del cuadro de indicadores
  39. Cuantificables
  40. Todos tienen un número
  41. EL COMPONENTE DE LOS ASUNTOS
    ¡Decide!
  42. La lista de asuntos
  43. La vía de resolución de asuntos
  44. Los 10 mandamientos para resolver asuntos
  45. La sesión de resolución de asuntos personales
  46. EL COMPONENTE DE LOS PROCESOS
    Encontrando tu manera
  47. Documentar tus procesos medulares
  48. Seguidos por todos
  49. EL COMPONENTE DE TRACCIÓN
    De Luftmensch a la acción
  50. Antes de tracción
  51. Después de tracción
  52. Rocas
  53. Fijando tus rocas
  54. Trampas y obstáculos de las rocas
  55. Pulso de reuniones
  56. El mundo de 90 días
  57. El pulso de la reunión trimestral de EOS
  58. El pulso de la reunión anual de EOS
  59. El pulso de la reunión semanal
  60. El pulso de la reunión semanal de EOS
  61. AMARRÁNDOLO TODO
    El gran viaje
  62. Evaluación organizacional
  63. Desplegando EOS a tu empresa
  64. Solo puedes moverte a tu propio ritmo
  65. Por qué funciona
  66. El clic
  67. Tienes que hacer el trabajo
  68. Mantente comprometido con el mundo de 90 días
  69. Toparás contra el techo nuevamente
  70. Más grande no siempre es mejor
  71. Compartimentar
  72. Reuniones en la misma página
  73. Toma un receso de claridad
  74. Cosas que brillan
  75. El camino a Hana
  76. CÓMO EMPEZAR
    Cómo empezar
  77. Organigrama de rendición de cuentas
  78. Rocas
  79. Pulso de reuniones
  80. Cuadro de indicadores
  81. V/TO
  82. Las herramientas fundacionales EOS
  83. Documentador de procesos de 3 pasos
  84. Todos tienen un número
  85. Implementación continua y refuerzo
Lección 10 de 85
En Progreso

¿Cuáles son tus valores medulares?

¿Qué son los valores medulares? Son un pequeño set de principios rectores vitales y trascendentes. Una buena regla general es limitarlos de tres a siete. Como siempre, menos es más. Estos valores medulares definen su cultura y quienes realmente son como personas. Cuando estén claros, notarás que atraen a personas que piensan similar a tu organización. También notarás que, al aplicarlos a tu organización, sacará a las personas que no encajan. Al estar definidos, debes contratar, despedir, evaluar, premiar y reconocer a las personas en base a estos valores medulares. Así es como se construye una cultura de prosperidad en torno a ellos.

Lamentablemente, la mayoría de las organizaciones no han definido sus valores medulares, y la falta de claridad obstaculiza su crecimiento. Cuando tu gente no adopta tus valores medulares, sus acciones lastiman tu causa más de lo que la ayudan. Al no definir cuales son tus valores, no tienes manera de saber quién cree en ellos y quien no.

Cuando Image One empezó El Proceso EOS, el equipo de liderazgo supo desde el inicio que invertiríamos algunas horas determinando cuáles eran los valores medulares de Image One. El codueño de la empresa, Rob Dube, argumentaba que debían resolver asuntos primero. Me dijo, “Preparamos una lista de asuntos, y hay un montón. Deberíamos hacer esto de los valores medulares después de resolver los asuntos”. Al responderle, le pedí que tomara un salto de fe y le dije que si después de una hora no le gustaba cómo iba nuestra búsqueda de valores medulares, podíamos pasar a la lista de asuntos. Al finalizar el proceso, Rob cambió de parecer. Me dijo, “No solo me gustó como iba, me encantó. Soy creyente desde entonces. Cuento esa historia a todos los nuevos miembros de Image One y cuando le hablo a grupos acerca de EOS. Definir los valores medulares cambió nuestra empresa, la manera en que hacemos negocios, y la manera en que seleccionamos a nuestra gente”.

Ya se ha escrito mucho respecto al poder de identificar valores medulares e instaurarlos en una empresa. Mientras escribía Built to Last (Creadas para Durar), Jim Collins y Jerry I. Porras pasaron seis años investigando empresas que han perdurado por décadas a pesar de recesiones y depresiones. Uno de sus descubrimientos principales fue que, en cada caso, estas empresas definieron sus valores medulares en las etapas iniciales y construyeron una cultura de personas a su alrededor.

A pesar de eso, el valor percibido de los valores medulares ha disminuido últimamente. Después que estuvieron de moda en los 1990s, ahora frecuentemente son considerados cliche y gastados. Irónicamente, esto es lo que los hace aún más vitales. En este curso, son el primer paso para formar tu visión.

Una cosa importante que debes entender es que ya existen valores medulares dentro de tu organización—solo que se han perdido en el caos del dia a dia. Tu tarea es simplemente cuestión de redescubrir cuales son e instituirlos como reglas del juego.

A continuación, encontrarás el proceso exacto que todos los clientes de EOS llevan para descubrir sus valores medulares. Primero, debes programar una reunión con tu equipo de liderazgo. Recomiendo un mínimo de dos horas, de preferencia afuera de la oficina, ya que el pensamiento estratégico siempre es mejor cuando se hace fuera de las instalaciones. En esa reunión, se procede de la siguiente manera:

🔴 PASO 1

Pide que cada miembro elabore un listado de tres personas a quienes, si pudieran clonarlos, llevarían a la organización a dominar el mercado. De preferencia, estos tres nombres debieran venir de adentro de la empresa. Al tener cada persona su listado de tres, pon todos los nombres en una pizarra para que todos puedan verlos.

🔴 PASO 2

Repasa los nombres y haz un listado de las características que esas personas representan. ¿Qué cualidades ejemplifican? ¿Qué hacen que los pone en la lista? Empieza con un listado largo para que puedas ver todas las posibilidades. Para ayudarte en tu proceso, aquí hay un listado de valores medulares de la vida real:

  • Excelencia inequívoca
  • Continuamente busca la perfección
  • Gana
  • Hace lo correcto
  • Compasión
  • Honestidad e integridad
  • Anhela el éxito
  • Es entusiasta, energético, tenaz y competitivo
  • Fomenta la habilidad y creatividad individual
  • Rinde cuentas
  • Atiende a clientes por sobre todas las cosas
  • Trabaja arduamente
  • Nunca está satisfecho
  • Se interesa constantemente en su crecimiento personal
  • Ayuda primero
  • Exhibe profesionalismo
  • Promueve la iniciativa individual
  • Orientado al crecimiento
  • Trata a todos con respeto
  • Da oportunidades en base al mérito; nadie tiene derecho a nada
  • Tiene creatividad, sueños e imaginación
  • Tiene integridad personal
  • No es cínico
  • Exhibe modestia y humildad junto con confianza

🔴 PASO 3

Los valores medulares de tu empresa están en alguna parte de ese largo listado que acabas de crear. Ahora, redúcelo. En tu primera edición, circula cuales son realmente importantes, y tacha aquellos que no lo son, y combina aquellos que son similares. Recuerda, la regla es tener entre tres y siete; después de la primera ronda, deberías haber bajado esa lista a manera de tener entre cinco y 15.

🔴 PASO 4

Aquí es cuando tendrás que tomar algunas decisiones difíciles. A través de discusión de grupo y debate, decide qué valores realmente pertenecen y son realmente medulares. Recuerda, tu meta es bajarlos a un número entre tres y siete. Aquí hay algunos ejemplos de valores medulares reales de clientes de EOS:

McKiriley

  • Poder hacerlo
  • GumbyT*
  • Servicio
  • Resultados
  • Destreza

Schechter Wealth Strategies

  • Las necesidades del cliente van primero—siempre
  • Una experiencia completamente “GUAU”
  • Un lugar especial para estar
  • Conocimiento de primera—somos los expertos

Zoupl Fresh Soup Company

  • Orientada a la acción
  • Actitud de “Poder Hacerlo”
  • No se permiten cretinos
  • Abiertos y honestos
  • Pasión por la marca

No salgas corriendo a contarle a todos que has establecido tus valores medulares inmediatamente después, Deja que se asienten por 30 días y después reúnanse por última vez como equipo para cerrar el listado final de una vez por todas.

El siguiente paso en el proceso es comunicar estos valores medulares al resto de la organización. Es hora de elaborar tu discurso de presentación. Las personas no necesariamente entenderán a qué te refieres si simplemente indicas cada valor medular. Por eso es que cada uno debe estar respaldado con historias, analogías, e ilustraciones creativas para lograr transmitir su importancia.

Cuando estés escribiendo tu discurso de los valores medulares, asegúrate de decir cada valor medular con el mismo patrón o tiempo (ej. “A siempre..,” o “Nosotros siempre…“). Asegúrate de listar tres a cinco ejemplos de apoyo debajo de cada uno de ellos. Esto te dará un lineamiento a grandes rasgos de cómo debiera desarrollarse el discurso. A partir de allí, puedes improvisar.

A continuación, te presentamos un ejemplo de un bosquejo real de un discurso de valores medulares que presentó el codueño de Wolff Group, Stuart Wolff, a sus 51 empleados:

“¡Nosotros en Wolff Group estamos por embarcar en nuestro décimo aniversario! ¡Una década haciendo negocios como Wolff Group!

Sin embargo, nada es más importante que el número 51.

Sí, 51. Esa es la cantidad de individuos, personas—sí, tú—que constituyen el equipo de Wolff Group, la familia Wolff Group, Aquí les presentamos otros números: no podríamos haber estado en el negocio por 10 años con cuatro oficinas en tres estados como un solo equipo si no fuera por todos y cada uno de ustedes. Cada uno de ustedes añade algo que define quienes somos como Wolff Group. Sí, somos uno de los líderes en nuestra industria, pero somos mucho más que eso.

Suficientes números, utilicemos algunas palabras. Palabras como:
Integridad y honestidad
Trabajo duro
Dedicados
Trabajo en equipo

Las palabras que anteceden nos describen como Wolff Group. Estas palabras describen lo que nos motiva, lo que impulsa nuestra pasión, lo que hay en nuestra médula, el corazón de Wolff Group, nuestro corazón. Estas palabras describen una parte de todos y cada uno de ustedes.

¿Por qué los clientes hacen negocios con Wolff Group—con un Scott*, con una Tina, con un Bill, con una Lynn, con un Josh, con una Debbie, con un Hank, con una Barb, con un Sean, con un Steve, con una Kelly, por nombrar algunos?

Porque estas personas que acabo de mencionar y cada uno de ustedes comprenden la importancia de tratar a otros con respeto, de ser honesto, sincero, y confiable. Sabemos lo importante que es…

La integridad y honestidad en una relación, en cualquier relación, sea de negocios o personal. Combina eso con un interés genuino por entender las necesidades de nuestros clientes, escuchar acerca de sus necesidades, y estar preparados para asistir cuando sea necesario. El estar listos y dispuestos para ayudar nos hace…

Orientados al servicio. Por eso cuando un cliente como [Empresa ABC] llama y le dice a Tina que el nuevo producto estará en el menú la semana entrante y al proveedor se le terminó el inventario, Barb deja de hacer lo que estaba haciendo y agrega a la orden del proveedor para encargarse del incremento en la demanda de este producto. Y también, cuando nos percatamos que la orden de compra del proveedor está en espera debido a un problema de crédito y Debbie tiene que dejar de hacer lo que estaba haciendo para ayudar a eliminar esa deducción para que la orden sea enviada a tiempo. Eso demuestra que somos…

Dedicados y no nos molesta Trabajar Duro. Después, Sean recibe una llamada urgente de [Empresa XYZ] el jueves en la tarde diciendo, “Necesitamos que estés en una reunión de ventas a primera hora mañana con [Empresa PDQ]”. Así que Sean llama a Debbie en estado de pánico para pedirle que le ayude a elaborar un volante personalizado para la mañana siguiente, el cual ella elabora y envía por correo electrónico a Sean a la 1:00 am de la madrugada. Eso demuestra que somos buenos para…

Trabajar en equipo. Respondemos con un sí, podemos hacerlo por ti, podemos lograr que suceda. Este es un equipo de individuos orientados al servicio que se enfocan en las necesidades de los clientes, que trabajan duro, ¡y están listos para hacer lo que sea necesario! Podría continuar compartiendo más y más historias, pero para suerte de ustedes, solo mencionaré unas pocas.

Una cosa que notarás acerca de estas palabras es que son virtudes que no te podemos enseñar en una clase ni capacitarte para que las aprendas; son parte de lo que forma a todos y cada uno de ustedes. Es tu médula, estos son tus valores medulares, y es lo que hace latir tu corazón todos los días. No sé si los aprendiste en casa o si los traes en tus genes, pero lo que sí sé es esto: Las personas con estas virtudes son las que queremos que formen parte de nuestro equipo, nuestra familia. Continuar con el compromiso de encontrar a las personas adecuadas será una de las claves para llevar al Wolff Group al siguiente nivel.

Es impottante identificar que nos motiva, porque sienta las bases de quienes somos, hacia dónde vamos, cómo llegaremos allí, y cuándo. Estamos en un camino que nos llevará a lugares donde jamás hemos estado, y a alcanzar cosas que jamás habíamos logrado. Estamos en un camino que nos llevará e impulsará a donde sea que queramos ir. Estamos viviendo un tiempo muy emocionante en Wolff Group. Estoy tan feliz que todos y cada uno de ustedes son parte de esto.

Estoy motivado y comprometido a lograr que los próximos 10 años en Wolff Group sean los mejores. Espero que me acompañes en este viaje—¡será divertido! ¡Salud por nuestra próxima década abriendo un nuevo camino!”

Tus valores medulares deberían ser la fuerza que guía tu organización y deberían incorporarse a tu proceso de contratación. Al entrevistar candidatos, necesitan escuchar ese discurso. Necesitan saber quién eres. Es fácil encontrar a las personas con el set de habilidades correctas, pero tú quieres a aquel que rema en la misma dirección que tú. Notarás que la cantidad de contrataciones exitosas incrementarán si evalúas los valores medulares de los candidatos previo a evaluar sus habilidades. Cada uno de mis clientes siguen exactamente este mismo proceso. ¿La razón? Porque funciona.

Cuando hayas escrito, presentado e incorporado tu discurso a tu proceso de contratación, se convertirá en un lenguaje común dentro de tu organización, y allí es donde los valores medulares empezarán a cobrar vida. Hay muchas maneras creativas de mantenerlos vivos. Por ejemplo, un cliente en particular con una cultura increíble le pone el nombre de un valor medular a cada uno de sus salones de conferencias. McKinley tiene un valor medular llamado “Gumby“. Le entregó un muñeco Gumby a cada uno de sus empleados con un rótulo que explicaba que Gumby es flexible, servicial, optimista, honesto y puro, aventurero, valiente, amoroso, y amigo de todos.

En resumen, no importa tanto cuáles son tus valores medulares como importa que los tengas claramente definidos, comunicados, y que los estés viviendo como organización. Solo así podrás realmente rodearte de personas que prepararán a tu organización para el crecimiento.

Trabaja en establecer tus valores medulares ahora. Al terminarlos, incorpóralosal V/TO

Impactos: 0

Respuestas