Volver al Curso

Sistema Directivo Empresarial REMEN

0% Completado
0/0 Pasos
  1. Sistema Operativo Empresarial
    Fortaleciendo los seis componentes clave
  2. Visión
  3. Personas
  4. Datos
  5. Asuntos
  6. Procesos
  7. Tracción
  8. EL COMPONENTE DE LA VISIÓN
    ¿Ven lo que están diciendo?
  9. Respondiendo a las ocho preguntas
  10. ¿Cuáles son tus valores medulares?
  11. ¿Cuál es tu enfoque medular?
  12. Cómo determinar tu enfoque medular
  13. ¿Cuál es tu meta a 10 años?
  14. ¿Cuál es tu estrategia de mercadeo?
  15. ¿Cuál es tu panorama a tres años?
  16. ¿Cuál es tu plan a un año?
  17. ¿Cuáles son tus rocas trimestrales?
  18. ¿Cuáles son tus asuntos?
  19. EL COMPONENTE DE LAS PERSONAS
    Rodéate de buenas personas
  20. Persona Correcta, Puesto Correcto
  21. Persona Incorrecta, Puesto Correcto
  22. Personas Correctas
  23. Puestos Correctos
  24. Integradores
  25. Visionarios
  26. Tu equipo de liderazgo
  27. CDC
  28. Un nombre, dos puestos
  29. Delegar y Elevar
  30. Evolución
  31. Escalabilidad
  32. Tu organigrama actual
  33. Terminaciones
  34. 36 horas de dolor
  35. Las tres preguntas
  36. EL COMPONENTE DE DATOS
    Seguridad en números
  37. Cuadro de indicadores
  38. Tres reglas generales del cuadro de indicadores
  39. Cuantificables
  40. Todos tienen un número
  41. EL COMPONENTE DE LOS ASUNTOS
    ¡Decide!
  42. La lista de asuntos
  43. La vía de resolución de asuntos
  44. Los 10 mandamientos para resolver asuntos
  45. La sesión de resolución de asuntos personales
  46. EL COMPONENTE DE LOS PROCESOS
    Encontrando tu manera
  47. Documentar tus procesos medulares
  48. Seguidos por todos
  49. EL COMPONENTE DE TRACCIÓN
    De Luftmensch a la acción
  50. Antes de tracción
  51. Después de tracción
  52. Rocas
  53. Fijando tus rocas
  54. Trampas y obstáculos de las rocas
  55. Pulso de reuniones
  56. El mundo de 90 días
  57. El pulso de la reunión trimestral de EOS
  58. El pulso de la reunión anual de EOS
  59. El pulso de la reunión semanal
  60. El pulso de la reunión semanal de EOS
  61. AMARRÁNDOLO TODO
    El gran viaje
  62. Evaluación organizacional
  63. Desplegando EOS a tu empresa
  64. Solo puedes moverte a tu propio ritmo
  65. Por qué funciona
  66. El clic
  67. Tienes que hacer el trabajo
  68. Mantente comprometido con el mundo de 90 días
  69. Toparás contra el techo nuevamente
  70. Más grande no siempre es mejor
  71. Compartimentar
  72. Reuniones en la misma página
  73. Toma un receso de claridad
  74. Cosas que brillan
  75. El camino a Hana
  76. CÓMO EMPEZAR
    Cómo empezar
  77. Organigrama de rendición de cuentas
  78. Rocas
  79. Pulso de reuniones
  80. Cuadro de indicadores
  81. V/TO
  82. Las herramientas fundacionales EOS
  83. Documentador de procesos de 3 pasos
  84. Todos tienen un número
  85. Implementación continua y refuerzo
Lección 16 de 85
En Progreso

¿Cuál es tu plan a un año?

Ahora nos acercamos hacia la tracción del V/TO, que se trata de tomar tu visión a largo plazo y aterrizarla para volverla realidad. Eso significa que debes decidir qué hay que hacer este año.

Recuerda, menos siempre es más. La mayoría de las empresas cometen el error de intentar cumplir demasiados objetivos por año. Al tratar de hacer todo al mismo tiempo, terminan logrando muy poco y sintiéndose frustrados. Tuve un cliente que durante los primeros dos años fue muy obstinado respecto a este punto. Le decía que limitara las metas de la empresa de tres a siete, y cada año que fijábamos metas, él agregaba más. Al terminar, la empresa tendría de 12 a 15 metas para el año. Como un reloj, al finalizar el año, lograban muy poco y terminaban frustrados. Al tercer año, finalmente tuvo una revelación: Estaban tratando de hacer demasiado. Con esto en mente, acordamos que el equipo podía escoger solamente tres metas para el siguiente año. Lo hicieron, y al finalizar el año, habían alcanzado las tres metas, incrementado sus ventas por 19 por ciento, y tuvieron el año más rentable en cinco años. Cuando todo es importante, nada es importante. El enfoque EOS te obligará a enfocarte en pocas metas en lugar de muchas. Al hacer eso, lograrás más. Ese es el poder del enfoque.

CÓMO CREAR TU PLAN A UN AÑO

Programa dos horas con tu equipo de liderazgo. Cuando todos estén sentados, escojan una fecha en el futuro. Se recomienda que la fecha sea dentro del año calendario o tu año fiscal, sin importar en qué época del año se encuentren. Así que, si están en julio, fijen la fecha para el 31 de diciembre. Después de ese tiempo, podrás establecer un plan anual, nuevo y completo. Tener un plan anual parcial te permitirá adquirir experiencia con el proceso de ahora para entonces.

Así como con el panorama a tres años, una vez más, decidan los números. ¿Cuál es tu meta anual de ingresos? ¿Cuál es tu objetivo de ganancias? ¿Cuál es el cuantificable? Este número debiera ser consistente con el cuantificable del panorama a tres años.

Teniendo el panorama a tres años en mente, discutan, debatan, y decidan cuáles son las tres a siete prioridades más importantes que deben completarse en este año para que puedan estar encarrilados hacia el panorama a tres años. Estas se convierten en tus metas. Deben ser específicas, cuantificables, y alcanzables. Esto es un punto importante. No puedo decirte cuantas veces, al estar revisando metas anuales a finales del año, observo a clientes discutir respecto a qué realmente significaba la meta, Para evitar esto, la meta debe ser específica, sin dejar lugar a duda. Un tercero deberia poder leerla y saber qué significa. Recuerda, cuantificable significa que lo puedes cuantificar. “Ventas” no es una meta específica, pero “$1 millón en ventas” sí lo es. “Mejorar la satisfacción del cliente” no es una meta específica, pero “incrementar la calificación promedio de los clientes a 9” sí lo es.

“Alcanzable” significa que puede lograrse. Fijar metas irreales es la trampa más grande en la que caen emprendedores. El equipo debe creer que es posible cumplir la meta, de lo contrario, no puedes responsabilizar a alguien por ella. Si cada meta es una “meta flexible”, ¿cómo sabrás qué es el éxito? Las metas se fijan para cumplirlas.

Asegúrate de tener un presupuesto proyectado que respalda tu plan a un año. Muchas empresas fijan metas para el año sin tener una proyección financiera que siquiera confirme que el plan sea viable. Un presupuesto te obligará a confirmar que tienes todos los recursos necesarios para cumplir el plan y que cuando cumplas la meta de ingresos, las ganancias sean realistas. Casi cada vez que se proyecta una meta de ganancias, la discusión los lleva a bajar el número a manera de ser más realista.

Agrega tu plan a un año al V/TO.

Impactos: 0

Respuestas