Bienvenida

“No es el más fuerte de la especie el que sobrevive,

tampoco el más inteligente,

sino el que mejor se adapta al cambio.”

–              CHARLES DARWIN

Te doy la bienvenida a Circulo Creciente, si ya me conoces, entonces te das una idea de que van mis escritos y sabes que abordo lo cotidiano desde la mirada de un psicólogo que se ha especializado en atender la mente de las empresas. Si vas llegando, entonces te pido que me tengas un poco de confianza y paciencia porque zarparemos en un venturoso viaje a medida que nos adentremos en las estrategias, procesos y recursos que impulsan el desarrollo de tu mente, impactan en el logro de tus metas y elevan tu nivel de realización personal. ¿Qué te parece este regalo que han traído para ti los Reyes Magos?

Si Dios me lo permite, en unas semanas (18.5 para ser exactos) cumpliré 50 años. Días antes de morir, el periodista y escritor Javier Valdez cumplió 50 años. Fui de los primeros en felicitarlo minutos antes de las 7:00 am mientras esperábamos, sentados a filo de banqueta frente al Bistro Miró, a que nos abrieran.

  • Qué se siente llegar a los 50?
  • Es la edad en la que uno empieza a vivir su propia vida bato. Sin darle cuentas a nadie.

Años antes le hice la misma pregunta a mi padre. El me respondió:

  • Es cuando ya sabes cómo y todavía puedes, de manera que, si todo se derrumbara, puedes volver a empezar de mejor manera y con menos errores.

Así es como me aproximo a esa edad en la que ya se tiene mejor puntería por acumulación de errores y descarte. Los errores… los errores son todo un tema a trabajar para madurar. La mayoría de las personas viven atrapadas entre el temor a cometerlos y sus esfuerzos por ocultarlos. Ese es un tremendo e inmenso desperdicio de energía. Por este motivo creo que solo unos pocos se dedican a dirigir empresas. ¡Dirigir un negocio es una de las tareas más complejas del mundo! Hay que tratar constantemente con distintos tipos de personas, cada una con sus propias agendas, objetivos, intereses, valores, preferencias, miedos y preocupaciones que además no han aprendido a darle un tratamiento constructivo, positivo y edificante a sus errores. Lograr una armonía entre esas personas y sus distintos estilos, creencias y reglas, para producir un resultado tangible en un mundo que se transforma e innova mientras avanza, es una odisea. Vivimos en la era de transformación tecnológica más desenfrenada que el ser humano haya conocido jamás. Entre los desafíos a los que se tienen que adaptar los negocios hoy está el homeoffice, la reinvención constante de productos y servicios para dar cabida hasta a cuatro generaciones en un mundo digitalizado, tecnológicamente acelerado y con fluctuaciones económicas. Esto obliga automatizar muchas tareas y cambiar la forma de atraer y retener el talento. Las relaciones laborales deben replantearse. Como emprendedores y personas, nos enfrentamos al “shock del futuro” del que hablaba Alvin Toffler, repleto de alternativas y cambios como en ningún otro momento de la historia de la humanidad, pero con menos orientaciones sobre cómo lidiar con esos cambios y tomar las decisiones adecuadas.

Esta columna es el fruto de mi propio viaje: no siempre he sabido cómo dirigir mi negocio, tener tiempo para ser un gran padre, excelente esposo y disfrutar de las cosas que más me importan.  Me he esforzado en desarrollar un sistema que me posibilita gestionar y focalizar mis ideas y pensamientos para producir resultados cuantificables en todas las esferas de mi vida. En unas he avanzado mas notoriamente que en otras. En resumidas cuentas, se trata de más de 25 años de esfuerzo y experiencia en el acompañamiento humano y asesoramiento de empresarios de practicamente todas las industrias. A la fecha tengo el privilegio de haber crecido de manera consistente junto con mis clientes, que también han duplicado sus ingresos varias veces durante el trayecto en los últimos 10 años. Lo hemos logrado a base de aprendizaje y el desarrollo de un conjunto de habilidades que fortalecen el vínculo entre las personas, organiza metodológicamente sus afanes, transparenta los temas incómodos y resuelve los conflictos sin víctimas ni drama.

Este espacio ha sido diseñado para posibilitar que te tomes tu tiempo y así pienses qué es lo más importante para ti y en qué consiste realmente tu negocio a la hora de dirigirlo. Mi propósito no es que hagas una lista de deseos cortoplacistas o superficiales, sino que desarrolles la visión de tu vida y tu empresa: qué quieres lograr, en quién te quieres convertir, qué obstáculos quieres superar y qué quieres crear. Al adoptar el enfoque de la psicología y sus conceptos estratégicos en tu proyecto de vida, conseguirás abrir tu mente y alcanzar un nivel incluso mayor de potencial y posibilidades. Me honra y emociona en lo más profundo contar con este espacio para compartir contigo lo mejor de todo lo que he aprendido y ha funcionado para mi y mis clientes quienes, gracias a los beneficios aquiridos, también nos hemos hecho amigos. La cita es todos los viernes.

Quedo con Dios y contigo:

yosoy@gnozin.com

Impactos: 108

Artículos relacionados

Respuestas